Todo por un Like

30

Los likes, el dinero y el éxito son tres hermanos gemelos que tienen tanto poder como peligrosos son. Generan una tentación que nos lleva a perder la perspectiva del valor de los medios y de los fines. Tanto que podemos llegar a perder las coordenadas y a humillarnos en la vulgaridad, superficialidad y bajeza.

Si creés que lo que publicás es valioso por los likes que reúne, entonces ya perdiste. Permitiste que la sociedad te maneje y te diga qué es lo importante para vos.

Es cierto que a más likes, más dinero y más ganancia, pero también el riesgo es más vulgaridad. Vos continúas siendo responsable de darle valor y sentido al contenido que producís. Esto va más allá de los likes que tenga. No dejes que éstos maten tu espíritu crítico.

La mayoría no necesariamente define la verdad, y mucho menos los valores. La superficialidad te hace creer que lo importante es la cantidad, y puede ser que se trate de un negocio muy rentable, pero tarde o temprano la calidad va a volver a ganarle a la cantidad.

El fenómeno de la publicidad contempla la cantidad, porque en el volumen está el negocio, pero ese es el negocio de otro. En cambio, el éxito de tu negocio siempre va a estar más relacionado con cuán ligado a la calidad (más que a la cantidad) se encuentre lo que te propongas y consumas.

Continuar leyendo: Negocios: ¿Priorizar la estrategia o las demandas?