¿Sos Líder o Autoridad?

20

“El respeto por la autoridad ya no es lo que era antes” ¿cuántas veces hemos escuchado eso? Seguramente muchas veces, porque con el tiempo lo que considerábamos autoridad ha ido cambiando.

Hace un tiempo atrás, el respeto y la obediencia eran algo básico y  fundamental. Nadie se preguntaba si estaba de acuerdo o no con lo que le pedían, porque no había duda. Se obedecía y punto, solo porque el otro tenía experiencia, un título o un cargo. Ese era el funcionamiento de la autoridad formal.

Hoy en día, para considerar a alguien autoridad, no solo alcanza con un título o un cargo, sino que se necesita de otro elemento más: la admiración. Los chicos se guían por la sorpresa y la fascinación que le generan ciertos adultos, y eso hace que quieran escucharlos y seguirlos. Ya no atienden a órdenes que no tienen sentido para ellos, sino que quieren entender y estar de acuerdo con lo que se les pide. Por eso es que ahora hablamos de liderazgo. Ya nadie quiere acatar directamente una orden, sino que prefiere participar del proceso de decisión, e involucrarse en la tarea.

Por eso, el líder tiene que ser un experto en la comunicación para poder dejar las reglas y normas claras. Lo que se puede y lo que no se puede hacer, los tiempos y rutinas, tienen que tener una lógica.

Si bien antes se priorizaba la experiencia y el conocimiento, hoy tiene más sentido hablar de capacidad, confianza, seguridad y coherencia conceptual. El cambio es inevitable. De hecho quien quiera hoy imponer respeto con valores viejos, no logrará más que decepcionarse y volverse cada vez mas autoritario.

Rafael Beltrán