Si te perdés en el “cómo” no vas a llegar al “qué”

0
20

Colón quedó en la historia por descubrir América. A nadie le importa tanto cuánto tardó en hacerlo o con cuántos recursos uso; eso lo vemos como secundario. ¿Nos importa cuánto tardó en construirse la Torre Eiffel? Lo que más nos importa es que se hizo.

En los archivos históricos lo que queda es lo que hiciste, no tanto el cómo lo hiciste.

A veces esto se invierte, y el “cómo”, que era secundario, se come y le quita prioridad al “qué”El “cómo” se llego al objetivo se vuelve más importante que el objetivo en sí mismo. Por haber perdido de vista el objetivo, nos enredamos en el proceso y no lo alcanzamos, entonces todo se vuelve muy desmotivante.

Nos queremos volver especialistas en el modo o buscamos el mejor método de hacer las cosas y perdemos de vista lo que queríamos conseguir.

Supongamos que tenemos que alcanzar un objetivo para dentro de una semana. Investigamos la mejor manera de hacerlo. Cuáles son las metodologías, las actividades; la mejor estrategia, y resulta que seguimos buscando información hasta que se acerca la fecha y nos damos cuenta de que todavía no hicimos nada.

Nos perdimos en la tarea de optimizar las formas y nos olvidamos de la meta. Tanto, que llega el día y tenemos muy poco hecho y el objetivo buscado está más lejos que nunca. Tenemos que optimizar todo pero nunca perdiendo de vista que la prioridad siempre es el objetivo.

Que la vocación por la eficiencia no se devore a la eficacia

Haciendo click en la publicidad de más abajo nos estás ayudando y motivando a desarrollar más contenidos, gracias!

DEJANOS TU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here