¿Existe el Protagonismo Cuando Trabajamos en Equipo?

37

Quizás cuando pensamos en la palabra “protagonismo,” lo primero que se nos viene a la mente es alguien que sobresale de manera individual. Por eso, podría parecernos imposible que sea compatible con el concepto de sinergia. De hecho, no es fácil tener un protagonista sinérgico, justamente, porque éste no tiende tanto a integrarse con los demás sino más bien a sobresalir.

El protagonismo puede incluir al otro o no. Incluir al otro es más difícil porque supone la capacidad de captar las emociones, necesidades, intereses e ideas de los demás. Es un protagonismo con más gracia y más sustentable.

El protagonismo solitario, egocéntrico, sólo busca su interés y su necesidad de sobresalir de los demás, sobresalir diferenciándose del resto. Puede ser muy eficiente, pero no suele perdurar en el largo plazo, porque es rígido, pedante y pierde la gracia.

Entonces, ¿de qué hablo cuando digo un protagonista sinérgico? En algún lugar sería como el auténtico liderazgo. Sin embargo no es tarea fácil porque implica que el protagonista permita que los demás también puedan destacarse. Es decir, que brille en cuanto haga brillar también a los demás gracias al trabajo sinérgico. No se trata tanto de logros individuales sino de la conexión y la sinergia entre los miembros.

Rafa Beltrán

Continuar leyendo: Sinergia: ¿por qué es necesaria?