¿Podés Diferenciar Causas y Consecuencias?

27

Es posible decir que si no podés ver las causas, terminás forzando las consecuencias. Esto se ve cuando se le pide al jugador que deje de hacer lo que le surge de manera natural.  Él puede enojarse, o ponerse nervioso, como consecuencia de otra cosa que está funcionando adentro de él.

Si se exige a alguien que no se enoje, o que se tranquilice, eso es no darse cuenta que estas son consecuencias, y a las consecuencias hay que dejarlas fluir. Tienen que descargarse, hasta que se entienden y resuelven las causas.

Es mejor evitar torturarte y castigarte en la competencia porque los tiros no salen lo bien que querés. Preguntate qué pudo haber pasado antes del tiro. Pensá cómo estabas antes de pegarle, cuál es la causa de lo que pasó después.

Rafa Beltrán

Continuar leyendo: ¿Cómo manejás los nervios?