Nadie Piensa que No es Empático

72

Nadie se atribuye o experimenta “mala intención”. Incluso cuando han hecho algo mal y son conscientes de ello. Es probable que reconozcas tu error pero que no adjudiques una mala intención en el acto. Te justificas quizás, diciendo lo hiciste por ignorancia.

Del mismo modo, nadie se percibe a sí mismo como no empático. En cierta manera, todos creemos que conocemos, comprendemos y tenemos en cuenta lo que le sucede a los demás.

NADIE SE PERCIBE A SÍ MISMO COMO NO EMPÁTICO, DE HECHO, TODOS CREEMOS COMPRENDER A LOS DEMÁS.

Sin embargo, es posible que por más que uno crea que es empático y que posee una conexión, la persona que se encuentra del otro lado puede sentir que no es comprendida ni valorada. En estos casos, como la empatía es lo que te da un registro de lo que le está sucediendo al otro, si comienza a fallar, es probable que comiences a realizar acciones que no sean del todo beneficiosas para la otra parte, aún sin darte cuenta.

Entonces, ¿cómo sé si verdaderamente soy empático?

La relación empática es una de comprensión mutua y ambas partes deben sentirse conectadas y comprendidas de la misma manera. No existe una empatía unidireccional. Siempre es compartida. Además, a la empatía la percibe el que la recibe y no el que la da, es decir, sos empático por lo que generás en el otro y no por lo que creés que sos.

AL BUEN TRATO LO PERCIBE EL QUE LO RECIBE Y NO EL QUE LO DA

En una relación empática, se sabe cómo hacer para que el otro se sienta bien. Se asume la responsabilidad de lo que sienten y lo que las dos partes crean entre sí. Es un espacio común de intimidad y confianza, donde, sin ser intrusivo, se satisfacen las necesidades de ambas partes.

Por eso, el primer paso es que comiences a tomar conciencia de tu forma de relacionarte con los demás.  ¿Creés que la otra persona se siente tomada en cuenta? ¿Cuando llegás a una decisión grupal, los demás miembros del grupos aportaron algo a la idea o sólo provino de tu parte? En tus próximas relaciones prestá atención a si estás realmente escuchando y teniendo en cuenta las ideas de los demás. Seguramente descubras que había un valor en cada una de las demás personas que quizás estabas pasando de largo.

Rafa Beltrán

Continuar leyendo: La Silenciosa Confusión Entre Empatía y Buen Modo