El arte de la monetización

0
4

La monetización, es decir, convertir el valor en dinero, es un arte que se puede aprender.

Muchas veces te frustrás porque sentís que agregás valor pero después no lo convertís en plata. Lo que pasa es que no pensamos que a nuestro valor podemos ponerle inteligencia y así monetizarlo mejor. Sentimos la responsabilidad de generar valor pero no de monetizarlo.

Podés tener 100 kilos de valor. Si los monetizás en $5, vas a obtener $500. Pero si esos kilos están monetizados en $15, sacás $1500. Mucho depende de vos.

Tendemos a esperar que nuestro valor sea monetizado por la gratitud, lealtad o buena onda del que paga. Lo tercerizamos en vez de tomar la iniciativa de negociar el precio de nuestro valor de forma activa. Gran parte del trabajo que hacemos en Psicología de Negocios tiene que ver, justamente, con decodificar cuáles son las variables que entran en juego en un vínculo de valor (siempre únicas e irrepetibles) para poder hacer esos pequeños ajustes que te van a permitir que la conversión de tu valor en dinero tenga un impacto altísimo.

Asumir la responsabilidad de monetizar hace que la mente cierre el círculo completo del negocio. No queda abierto, no se trunca porque no esperamos que el otro sea el que lo cierre. Si los dos monetizamos, construimos un vínculo de valor en donde ambas partes quedan satisfechas. En donde vos entendés el valor de tu valor. Al cliente le conviene que vos monetices porque así los dos ganan.

El tema de la monetización es uno de los más importantes y menos considerados en el ámbito laboral. Como cada vínculo de valor es diferente, hay muchas variables para tener en cuenta; pero, si son bien analizadas, podés monetizar mucho más.

Por lo general, tendemos a sentir que no controlamos estas variables. Pero siempre tenemos muchas más posibilidades de monetizar de lo que imaginamos.

 Variables clave que vi en mis sesiones:

 * Miedo a perder al cliente. La idea es encontrar el punto en donde el cliente está satisfecho en pagar (paga contento) y vos cobrás lo más posible, pero entendiendo el negocio. Si monetizamos por arriba de lo que el cliente quiere pagarnos, el negocio pierde sustentabilidad y nos frustramos.
*Capacidad de hacerle ver al cliente el dinero que genera tu valor. Que el otro vea lo que se pierde si no tiene tu valor. Entonces: ¿Cuán original es tu valor?
*La calidad del vínculo con el cliente.

Y muchas más.

Estas variables se interrelacionan entre sí de una manera única. La monetización es una melodía.

BT: Una de las habilidades de quien sabe monetizar es su capacidad de hacerle ver al que paga, el retorno numérico que va a tener por la transacción. Es decir, sabe cuantificar y comunicar, para que el que paga sepa que lo que hace no es un gasto sino una inversión, así paga con gusto y, por lo tanto, paga más.

Haciendo click en la publicidad de más abajo nos estás ayudando y motivando a desarrollar más contenidos, gracias!

DEJANOS TU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here