¿Momentos o proyectos?

0
40

Tu tiempo de vida se reparte en el tiempo que le dedicás a los momentos y en el que le dedicás a los proyectos. Los dos están presentes pero en distintas proporciones. Juntos suman el ciento por ciento de tu vida.

Tu foco en momentos y tu foco en proyectos los podés tener balanceados, o no.  Si estás desbalanceado a favor de los momentos vas a disfrutar más del presente. Si el desbalance es total y sin medida, seguramente seas un irresponsable y no te importe el futuro en lo más mínimo.

Cuando tenés el foco en los proyectos, estás orientado al futuro. Pero si lo hacés en grado extremo, más allá de los logros o éxitos económicos que tengas, tu experiencia central va a ser las preocupaciones por alcanzarlos, que te robarán el posible contacto con el presente.

Así no vas a disfrutar ni el hoy, ni el proceso de concretarlos. Lo que es más ingrato, ni siquiera vas a disfrutar de ese logro cuando después de tanto esfuerzo se alcance y se haga un presente.  Al no saber disfrutar el presente, sólo vas a empezar a preocuparte por un nuevo logro.

El desafío para tu vida

Si sos joven, con todo el futuro hacia adelante, vas a valorar mas los proyectos que los momentos. Pero a medida que crecés, y te lo van a decir los mayores, vas a descubrir el valor de disfrutar intensamente el momento presente. Esas personas mayores son sabias, y lejos de ser irresponsables, te van a aconsejar: “No te olvides que al final, cuando mires para atrás tu vida, lo qué vas a tener es la suma de momentos, ¿pudiste disfrutarlos o no?“.

El desafío de tu vida es encontrar ese balance, esa armonía,  para alcanzar esa plenitud que te haga feliz. Sin dejar de tener proyectos, salvá este momento presente, salvalo de ese futuro que te va a preguntar por él. Te vas arrepentir de no haber disfrutado ese momento presente con más intensidad, es una oportunidad que la vida te regala. No sos un irresponsable si disfrutás el presente, es más, disfrutar del presente es al final el proyecto más difícil.

Cómo disfrutar el presente y cuál es la calidad de tus proyectos también son temas importantes. Mientras, te hago esta sugerencia: siempre el peor proyecto que podés tener es el de querer cambiar al otro. Que este momento sea valioso no depende de mí, depende de vos.

Continuar leyendo: Que tu carrera universitaria no sea un ancla

DEJANOS TU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here