La Silenciosa Confusión Entre Empatía y Buen Modo

46

Tendemos a creer que las personas que son extrovertidas y hacen sentir bien a todo el mundo son empáticas, pero esto no es tan así. De hecho, aunque muchas veces se piense que es lo mismo, los buenos modos por si solos no garantizan crear relaciones donde todos se beneficien.

QUE SEAS AMABLE Y EDUCADO NO SIGNIFICA QUE ESTÉS SIENDO EMPÁTICO

Cuando ser simpático no alcanza

El buen modo del carismático puede estar desconectado con lo que el otro piensa, siente o necesita. Además, puede ser usado para imponer el criterio propio de manera violenta. A veces, no es sólo el buen modo, puede ser el hecho de creerse inteligente o bueno lo que puede llevar a imponer el propio criterio.

Si bien al principio el dueño de un “buen modo” genera una reacción agradable, con el tiempo, los demás comienzan a sentirse no registrados y entonces cambian de opinión y toman distancia. En cambio, alguien puede ser distante o tímido y al mismo tiempo ser bueno percibiendo al otro, siendo capaz de saber lo que les pasa o sienten los demás y comprometerse con ello. En concreto, la forma de ser no determina si sos empático o no.

El problema surge cuando el simpático que se cree empático, se frustra porque no tiene impacto. Como no conecta con el otro no logra entender qué es lo que pasa. Así, la simpatía se vuelve una trampa, porque el hecho de saber emitir, no significa que se sepa recepcionar, escuchar y sentir con el otro. Podrías hacer un gran esfuerzo por otros sin saber lo que sienten, o podes dar muchos regalos a alguien sin saber lo que le gusta o necesita.

EL SIMPÁTICO QUE SE CREE EMPÁTICO PERO NO LO ES, NO ENTIENDE PORQUE NO TIENE IMPACTO

La Empatía tiene un plus más

Cuando una persona es empática, te hace sentir especial. Es decir, que es capaz de observar y recatar lo valioso y único que posee cada persona. En cualquier tipo de vínculo, sólo captando y entendiendo las necesidades y expectativas profundas del otro, se puede dar forma a una relación de valor a largo plazo.