El estado óptimo de confianza en el golpe se ve en la convicción, en la determinación; a diferencia del estado de duda, que genera miedo.O dudás o estás convencido, si dudas están pensando lo que está bien o está mal; si estás convencido, te pudiste determinar en una decisión.

Al pegar sin convencimiento, mas allá del resultado, no se aprende, solo se aprende a dudar mas y mas por el sinfín de preguntas.

Demasiada racionalidad con el foco en lo correcto, genera interminables preguntas y dudas. El perfeccionismo puede por esta razón hacer estragos en el jugador. La mente se estresa al cargarse de preguntas, porque siempre estaría la posibilidad de hacerlo mejor.a

La duda es una pregunta mientras que el convencimiento es una afirmación.

La lógica formal de las preguntas que lleva a la duda, debe dejarle paso a la intuición, que es una síntesis que lleva al convencimiento. La intuición es un pensamiento sentido, un pensamiento con sensación, un pensamiento donde lo racional y lo emocional se conectan.

La lógica formal lleva a la duda y por eso no lleva a la sensación, el que duda no llega a sentir; en cambio disponerse para buscar la sensación lleva a la intuición.

La sensación se la disfruta, se la siente, obliga a estar en el presente. Podemos pensar en el pasado o el futuro, pero sólo podemos sentir en el presente. Al encontrar la sensación se percibe satisfacción y alegría.

La cantidad de variables a considerar va a definir la cantidad de preguntas y de duda. El exceso de variables a considerar marca que faltan encarnar muchas de ellas en el juego. Al incorporar esas variables se resuelven de manera espontanea e intuitiva, y no como cuestionamientos.

Algunos por naturaleza tienen un juego simple, que no analiza mas variables que las que puede procesar, otros tiene un juego complejo que se vuelve rebuscado y retorcido. Es recomendable buscar la sensación, porque obliga a simplificar, obliga intuir.

La rutina, el protocolo, el sistema debe apuntar a bajar cada vez mas el nivel de dudas, y aumentar el nivel de determinación o convencimiento. Algunos por ejemplo una vez que decidieron lo que van a hacer, repiten automáticamente lo que van a hacer para mantenerse el convencimiento y no exponerse a la duda.

167 visitas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.