Jugar Prolijo

22

Considero que jugar prolijo es un camino a recorrer, desde perder haciendo las cosas bien hasta ganar de manera consistente. Buscamos construir un juego simple, automático, con capacidad de repetir los mismos tiros y con las mismas emociones. Es decir, en vez de ganar haciendo las cosas mal, perder haciendo las cosas bien hasta construir un juego. Tratar de hacer las cosas bien sin querer hacer genialidades.

El golpe está, no lo tenemos que buscar todo el tiempo. Es como la llave adentro del bolso, sabemos que está aunque no sepamos exactamente dónde. Si no, entramos en un cambio desestabilizante. Los birdies aparecen, los bogeys los hacemos, los construimos. Nos hablan de un proceso de estabilización que no está consolidado todavía.

Cuando se prioriza la prolijidad por encima del resultado, el jugador construye un piso de juego garantizado, que tiene que ver con la relativa garantía que tienen los golpes. De esta manera, el juego, más allá del margen de error que todo golpe puede tener, termina teniendo un margen de error garantizadamente acotado.

Continuar leyendo: Dispersión: un dato clave para saber cómo está tu juego