Queremos que nos entiendan y valoren nuestra perspectiva pero hay algo que genera mucho más impacto que eso, la sinergia.

Influir puede ser una fantasía si terminamos imponiendo. Si preferimos convencer a los demás de nuestras ideas en vez de dialogarlas y dejarnos sorprender con ideas nuevas que son mucho mejores que la de cada uno por separado. Eso es la sinergia, influir dejándose influir y sin imponer.

Los exitosos no se definen por su capacidad de influir sino por su tremenda capacidad de hacer sinergia. El que se encierra en su idea y lo único que le importa es que se la valoren, con la única expectativa de influir, no da espacio para la sinergia.

Hoy el modelo de liderazgo cambió, se pasó del liderazgo por poder o autoridad al liderazgo por influencia, pero en algún lugar no eran tan distintos. El cambio radical aparece con el paso aliderazgo colaborativo basado en la sinergia.

La escucha

Si en vez de darle tanta prioridad al influir te proponés a hacer sinergia, el juego cambia y tu impacto es mucho mayor. Te abrís a lo nuevo, le das lugar a los demás y conseguís que te escuchen por haber escuchado al otro, esa es la sinergia que construye un espacio adonde todos tienen algo para aportar.

La sinergia es un fenómeno rico y complejo, es una tarea, lo importante hoy es que le prestes atención al tema y que empieces a escuchar a los demás sabiendo que todos tienen algo interesante para aportar.

 

Te puede interesar: 

¿Liderás por tus emociones o por tus convicciones?

¿Tu estrategía está basada en personas o en habilidades?

Tu opinión nos interesa.
rafabeltran@me.com

 

f

 

672 visitas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.