Emprendedores: ¿Cuándo es Buena una Idea?

55

Cuando decidís llevar adelante un emprendimiento, tu idea inicial no necesariamente contiene detalles sobre cómo funcionará y qué resultado va a tener. Sin embargo, esa idea te inspira para que puedas aplicarla.

Las buenas ideas son atemporales y se pueden implementar mientras estén dadas ciertas condiciones. Si la idea está desconectada de su implementación, la confianza se desconecta de los argumentos. La verdadera confianza que uno tiene en sus propias ideas implica que las perseguirá independientemente de la aprobación o rechazo de otros.

Las ideas pueden tener éxito cuando se tiene la capacidad de implementarlas. La implementación se basa en una alta carga de trabajo y empatía con el cliente. Para llevar adelante tus ideas  necesitás capturar y satisfacer las necesidades de tu cliente.

Si los argumentos para implementar las ideas se basan en la confianza ciega, pierden valor y carecen de racionalidad. Entonces, va a ser difícil que puedas comunicarlos. Tener buenas ideas no implica que confiemos en ellas. Confiar en la idea no es creer que es buena, sino estar totalmente convencido de que se puede definir y lograr.

Lo que incita a la acción es la pasión que tenemos por nuestras ideas. Si la idea inicial no tiene visión, no contará con la perseverancia necesaria para concretarla. La clave del negocio es la acción y el éxito se logra por la forma en que implementar y desarrollar ideas.

Rafa Beltrán

UNA BUENA IDEA TE INCITA A QUE LA IMPLEMENTES

Continuar leyendo: El complejo del pseudoemprendedor