Enfoque, Visión y Reflexión

38
Ver el sistema

La mente puede centrarse en el sistema o en sus resultados. Sin embargo, es más importante hacerlo sobre el segundo.

La certeza de esta visión garantiza la seguridad y conecta a los más débiles con los más fuertes. Una visión más amplia ofrece un sistema futuro más seguro y garantiza la consistencia mental interna.

Cuando estamos bajo presión, generalmente tendemos a centrarnos en los resultados, pero la sostenibilidad se alcanza al centrarse en el sistema.

¿Qué significa concentrarse?

Enfocarse no implica sentirse atraído o interesado en algo, sino estar dispuesto a dedicar toda nuestra energía a ello.

El enfoque y la concentración se retroalimentan y llevan a la disciplina, la productividad y el buen humor.

Enfoque e impacto

Enfocar es una condición de nuestro aprendizaje, de saber lo que se debe hacer. Sin enfoque no hay impacto. El enfoque está determinado por la realidad en la que estamos inmersos. Cuanto más enfocado esté, más efectivo se volverá en su aprendizaje.

Perdiendo el foco

Algunas personas creen que su incapacidad para concentrarse ocurre porque no saben lo que deben hacer. La incapacidad para concentrarse lleva a no saber lo que quieren debido a un alto nivel de pensamiento caótico. Es una ilusión creer que no estamos enfocados porque no sabemos lo que queremos.

El caos interno refleja la falta de enfoque y prioridades, lo que conduce a un estado de dispersión donde todo parece importante, pero nada es realmente. Cuando pierdes el foco, estás físicamente en un lugar pero mentalmente en otro, lo que produce una disminución sustancial en el rendimiento.

Las personas que no pueden concentrarse se enfrentan a la tentación argumentativa de ser generalistas y atacar muchos frentes simultáneamente.

Los estímulos interiores

Hay un precio que pagar por estar enfocado y ese precio exige nuestra disposición a llorar. Nuestra mente tiene una capa interna que garantiza y protege nuestra concentración. El estímulo interno que rompe esta membrana a menudo proviene de pensamientos tóxicos. Las demandas fantaseadas son estímulos internos que trabajan contra la concentración.

La mente desarrolla un sistema de pensamiento, que es bueno si puede ponerse en contacto con su propio impulso, alcanzando un estado de entusiasmo. Si un sistema es aburrido, es una señal de que no funciona correctamente.

Tenemos la capacidad de reflejar y expresar los pensamientos y emociones de nuestro mundo interior.

Reflexión

La estructura de nuestra mente es compleja, pero a través de la reflexión es posible abordar sus diferentes dimensiones. Reflexionar es articular los pensamientos de manera que alcancen nuevas ideas, así como una conclusión.

En la reflexión, prestamos atención a las emociones de las personas y a nuestros propios sentimientos. La reflexión crea valor, no solo en la soledad sino también en el diálogo genuino, sincero y profundo.

Una buena reflexión se identifica por la naturalidad de la decisión que se puede desencadenar. Nuestra responsabilidad por la auto-reflexión es lo que hace que la vida sea significativa y auténtica. La verdadera autocrítica está vinculada con el trabajo y el compromiso con la reflexión.