¿Cuál es tu vínculo con el dinero?

0
13
SONY DSC

Las posibilidades de que el dinero se convierta en un fin, y no en un medio, son altas. Si sos consciente de lo que el dinero significa en tu vida, que lugar ocupa, tenés chances de que el dinero trabaje para vos, y no al revés.

Siempre está la amenaza de que tome más sentido que aquello para lo cual sirve, que no es más que hacer lo que uno quiere; y justamente eso es la avaricia: dinero sin propósito. El dinero como un objetivo central no sólo nos vuelve miserables y esclavos, sino que es un ancla para el desarrollo personal. No deja de ser una droga más y muy adictiva.

Generar dinero, la lógica de la transacción y la obra que está atrás, el valor real, el aporte a la sociedad, puede ser auténticamente motivante, y muestra una relación sana con el dinero. Cada cual maneja el dinero con su propia lógica que se ve en el modo de generarlo, de gastarlo y de ahorrarlo. Por ejemplo: algunos tienen mucho dinero ahorrado y no lo gastan por nada del mundo, y otros, lo que tienen, lo gastan, sin pensar en ahorrar. Para unos es mas importante el futuro, para otros el presente. Pero, mas allá de los mil y un estilos, es conveniente que seamos conscientes de cuál es la propia fórmula para poder cuidarla y mejorarla.

Por otro lado, es cierto que hay dinero caro y dinero barato. El dinero que generamos con nuestra capacidad es barato, pero el que “llega de arriba”, como regalo, es carísimo, porque no deja de ser un salvavidas de plomo que nos llena de alegría fugaz pero también de angustia duradera, que nos muestra  nuestra impotencia y nos puede llevar a una falta de confianza. Como sabemos que no lo generamos, nos genera incomodidad y miedo y nos vuelve cada vez más vulnerables y endebles.

También es cierto que si el dinero define tu identidad, no es bueno. Eso lo descubrimos en los cambios: cuando nosotros o alguien tiene bastante más o bastante menos dinero que el que tenía, ¿sigue siendo el mismo? ¿tiene los mismos amigos, gustos, modos, valores? ¿o todo eso cambió? Si con el cambio económico permanecés imperturbable, entonces tu personalidad y tu esencia son auténticas.

El dinero es un medio transaccional con el que nos comunicamos con la sociedad. Es un ida y vuelta de valor recíproco donde nos compartimos unos con otros. En ese sentido, nos conecta y nos ayuda a concretar nuestros sueños y hace que los otros hagan lo mismo con los suyos.

Claro que el dinero es un indicador útil para tu negocio. Generarlo y maximizar las ganancias es fundamental, pero no es el único indicador de éxito. Si así fuera, no sólo sería aburrido y chato, sino que generaría demasiada inestabilidad a nivel motivacional. ¿Por qué no tener en cuenta otros indicadores como: ¿Cuánto aprendo? ¿Estoy satisfecho con lo que hago? ¿Hago un aporte significativo a la sociedad? ¿Me siento orgulloso de lo que hago? ¿Mi trabajo me hace crecer como persona? Todos estos indicadores son más sustentables que el mero hecho de aumentar la cantidad de dinero en una cuenta.

DEJANOS TU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here