Conflicto

9
Dejar la comodidad

Podríamos referirnos al conflicto como la salida de nuestra zona de confort. Una característica admirable de cada individuo es el valor para enfrentar y tolerar los conflictos.

Es fundamental ser alguien que tolera y confronta conflictos. También es admirable la virtud de generar conflictos para hacer cambios que garanticen metas. De esta manera, aprender a manejar conflictos se vincula con aprender a administrar nuestro crecimiento.

Necesitamos cambiar y enfrentar las cosas nuevas, para generar un cambio para alcanzar una meta. Este cambio, en nosotros y en otros, genera una salida de la zona de confort, nos expone a dejar de estar cómodos, y todo sucede en la lucha por un objetivo que tiene el costo de ser perturbado, que es donde aparece el conflicto.

Manejar el conflicto

Debemos saber cómo lidiar con un conflicto porque podemos dividirnos en dos formas no muy buenas de resolverlo: una es evitarlo y la otra es manipularlo. El primero no genera ningún crecimiento ya que para evitarlo estamos evitando cualquier tipo de cambio y aunque es muy común no debería ser una opción.

Y con el segundo vamos al otro extremo y nos referimos a las personas que aman los conflictos más allá de los intereses que tienen, lo cual es un extremo. Es conveniente, por lo tanto, gestionar el conflicto, asumiendo sus costos para alcanzar nuestros objetivos.

En este sentido, no es necesario evitar conflictos para mantener relaciones, ya que las relaciones saludables toleran un cierto nivel de conflicto, así como las diferencias de gustos o pensamientos.

Por el contrario, una relación que no tolera conflictos es una relación que no tolera diferencias. El problema aparece cuando esas diferencias se manejan de manera deficiente y van de mal en peor porque todos sufren los costos.

El conflicto productivo

Los conflictos y discusiones son muy productivos. Realmente valen la pena porque representan un punto de contacto. La inteligencia te sirve para pagar el costo del conflicto que se genera hasta que demuestre que tenías razón.

En las discusiones, el que no tiene argumentos o contenido, ataca los modos. Lograr una definición clara de conceptos es una herramienta que sirve argumentos con o sin razón. En el modo inverso, un argumento real y preciso puede ser abolido cuando la forma de transmisión es incorrecta.

Entender para resolver

Llevar a cabo una resolución de conflictos requiere cierta habilidad, además de comprender lo que sucede en el contexto. Debemos aprender a resolver y entender conflictos, en tiempo real.

Seguí leyendo: Te Conviene Tener Problemas