Abogados: Expectativas vs. Soluciones

14

Una de las primeras cosas que tiene que hacer como abogado es conocer las expectativas de tus clientes y entenderlas. Después, tenés que explicarles con claridad cuáles son realistas y cuáles no, para tratar de ayudarlos a tener expectativas realistas. Una vez que el cliente tiene expectativas realistas, podés entrar a una negociación.

Si entrás a una negociación sin haber consensuado tus expectativas con tu cliente, inevitablemente, vas a tener un problema, ya sea porque vos usás tus propias expectativas o porque las del cliente son irreales. Por lo tanto, te conviene dejar que el cliente te cuente qué expectativas tiene, escucharlo y tratar de entenderlo.

Después, en función de las posibilidades reales de lo jurídico, le podés explicar cuáles de sus expectativas son realistas. Incluso, a veces podés decirle que puede tener más expectativas de las que tiene. Acordate que, aunque el cliente no sepa de derecho, tiene que tener expectativas realistas.

Por lo general, un buen abogado hace que su cliente tenga paciencia para afrontar un juicio. En este caso, el cliente confía en su abogado y mantiene expectativas altas.

Algunos abogados, en vez de ir a un juicio prolongado, prefieren bajar las expectativas del cliente para llegar a un arreglo con la otra parte. Te conviene hacer esto si notás que lo que está pidiendo tu cliente es demasiado.

Por ejemplo, si tu cliente cree que puede ganar $100 mil en un juicio y vos sabés que difícilmente le lleguen a pagar la mitad, podés explicarle la situación para que llegue a un arreglo y evite el juicio. Vos tenés que estar dispuesto a trabajar en los casos donde tu cliente realmente tiene posibilidades de ganar.

Un abogado es contratado con el fin de perder lo menos posible durante el litigio. Los abogados que luchan por largos juicios están en gran necesidad.

El abogado litigante indica hasta dónde quiere ir y cómo quiere pagar. Los abogados litigantes, debido a la incapacidad, la ansiedad o la ignorancia por lo general no pueden entender el contexto del conflicto.

UN ABOGADO QUE CONOCE LAS EXPECTATIVAS DE SU CLIENTE LO HACE PERDER LO MENOS POSIBLE

Rafa Beltrán